Asesoramiento nutricional y dietas
Teléfono
617 53 28 30 · / · 622 676 438
Imagen de turrones

¿Preparados para la Navidad?

Compartir

Este año complicado va llegando a su fin. Aún con la incertidumbre de cómo celebraremos esta Navidad, lo que está claro, es que seguiremos con muchas de las tradiciones, a pesar de las restricciones, Navidad es Navidad, y nos sentaremos, los que seamos, alrededor de una mesa, y es en ese momento, donde normalmente terminamos comiendo de más o ingiriendo cosas que no son excesivamente saludables.

Es importante que tomemos conciencia de lo que ingerimos, sobre todo para luego no llevarnos sorpresas desagradables. Así que básicamente en este post, vamos a centrarnos en determinados alimentos, que son los que provocan más desequilibrios en la dieta, los dulces.

Más allá de lo que todos sabemos, a veces sólo nos fijamos sólo en el tamaño de la porción o en las calorías , y nos decimos…”si  no es más que un trocito pequeño, tampoco va a suponer demasiado” o “ sólo son 50 kcal”. Lo cierto es que si importa y debemos conocer la composición de lo que estamos comiendo, porque a veces, se convierten en verdaderas bombas que perjudican nuestro cuerpo.

Así que vamos a analizar algunos de las “golosinas” navideñas más frecuentes:

Imagen de turrones
Algunos de los dulces típicos navideños

¿Qué es una navidad sin turrón? Es el rey de la navidad, y hoy en día hay multitud de variantes. Me centraré en el turrón blando tradicional. En primer lugar analizaremos sus ingredientes: almendras, miel, azúcar y albúmina de huevo. En el turrón que he elegido además, también lleva Estabilizante E471, un emulsionante natural y antioxidante que se emplea para mantener la humedad del producto, con un nivel de toxicidad media.

En cuanto a su información nutricional, posee por cada 100 gramos de producto 572 kcal, posee casi un 36% de grasas de las cuales, saturadas un 3%, 39% de hidratos de carbono, de los cuáles, 25% son azúcares, 7.5% de fibra y un 20% de proteínas.

Rosco de vino, otro clásico de la navidad. Harina de trigo, azúcar, grasa de origen animal, como la manteca de cerdo ibérico, vino, con lo que también contiene sulfitos, sésamo, canela, matalahúga, clavo y antioxidante E-320, un antioxidante sintético. A este respecto, este aditivo alimentario no está recomendado en niños ni mujeres embarazadas. Se acumula en la grasa en el cuerpo y a grandes dosis provoca hiperactividad, asma, urticaria…tiene un nivel de toxicidad alta.

Desde el punto de vista nutricional, posee 480 kcal por cada 100 gramos de producto, casi un 21% de grasas de las cuales, saturadas un 11%, 64% de hidratos de carbono, de los cuáles, 24% son azúcares, y un 6% de proteínas.

Cortadillo de cidra: ¿quién no lo ha comprado en navidad? Está elaborado con harina de trigo, cabello de ángel, pulpa de calabaza, azúcar, glucosa y fructosa, almidón modificado E-1442, un espesante de toxicidad media, acidulante E 330 o ácido cítrico de toxicidad baja, conservantes E-202,  conservante natural o sintético,  de toxicidad baja y E-223, un conservante sintético de toxicidad alta, estabilizante E-306, un antioxidante natural que se obtiene de fuentes ricas en tocoferol y de toxicidad baja, azúcar, Grasa vegetal totalmente hidrogenada (girasol y coco), aroma natural de limón y antiapelmazante E-551, que posee un  nivel de toxicidad alta.

Su composicion nutricional por cada 100 gramos de producto, unas 423 Kcal, contiene casi un 17g % de grasas de las cuales, saturadas un 6%, 63% de hidratos de carbono, de los cuáles, 37% son azúcares, 1,5% de fibra y 4% de proteínas.

Marquesas, entre sus ingredientes tenemos almendras, 32%, azúcar, huevo, fructosa, almidón de trigo, jarabe de glucosa, conservantes E 200 y E202, acidulante E330, todos de baja toxicidad.y aroma de limón.

En cuanto a su información nutricional, posee por cada 100 gramos de producto 438 kcal, casi un 21,3 % de grasas de las cuales, saturadas un 2,3%, 51% de hidratos de carbono, de los cuáles, 33% son azúcares, y un 11% de proteínas.

¿A que ya no apetecen tanto? Antes de hacer una valoración acerca de estos productos, es importante destacar algunos aspectos importantes que debemos tener en cuenta.

La OMS recomienda a los adultos con un índice de masa corporal normal reducir el consumo de azúcar al 5% de la ingesta calórica diaria lo que supone unos 25 g al día.
Una ración normal de los alimentos anteriores puede suponer entorno a unos 50g, lo que equivaldría a que en un solo bocado, en la mayoría de los casos supondría ingerir la mitad de la dosis diaria de azúcar.

Azúcar en las Delicias Navideñas
Contenido en azúcar en 100g de producto

Por otro lado, muchos de estos productos, poseen una gran cantidad de aditivos, empleados básicamente para mejorar la palatabilidad del producto, conservar su humedad, evitar que se oxiden y/o potenciar su sabor. Los aditivos alimentarios están permitidos, pero debemos tener en cuenta de que un consumo excesivo puede perjudicar nuestra salud.

Aditivos en Delicias Navideñas
Aditivos presentes en los productos

Tenemos tendencia además a contar calorías e intentar elegir alimentos con el número más bajo de calorías. Para que lo tengáis en cuenta, el aceite de oliva tiene más calorías que el azúcar, 9 kcal frente a las 4 kcal del azúcar, sin embargo sus efectos en el cuerpo son totalmente diferentes. Por lo que debemos de tener en cuenta además de las calorías, el origen de las mismas.

Calorias en las Delicias Navideñas
Kcal presentes por cada 100g de producto

Finalmente, otro de los nutrientes en los que solemos fijarnos es en las grasas. Solemos pensar que las grasas animales son malas y las vegetales buenas, y no resulta del todo cierto.  Tenemos por ejemplo  los ácidos grasos omega-3, que proceden de una fuente animal, como es el pescado azul, y tenemos el aceite de palma, que es de origen vegetal y no resulta saludable, además de las grasas trans, que son grasas vegetales parcialemente hidrogenadas.

Grasas Trans en Delicias Navideñas
Contenido en grasas trans en los productos

Como conclusión, insistir en el hecho de que no siempre los productos que tienen menos calorías, son los más recomendables. En este caso, quizás es justo al contrario.

Si tenemos que decantarnos por alguna de las golosinas navideñas, nos decantamos por el turrón tradicional. Su elevado número de calorías, se debe a que está compuesto fundamentalmente de almendras, cuyo contenido en grasa de buena calidad ronda el 50-60%, por lo que en este caso, las calorías nos importan menos, a pesar de ser el producto más calórico. En relación a los ingredientes, es el que tiene  menos  ingredientes tiene, básicamente almendra, azúcar y huevo, y además, están poco procesados.  Tiene pocos aditivos y además carece de grasas trans. El contenido en azúcar sigue siendo elevado para nuestro gusto, pero es cierto que en el mercado podrías encontrar turrones tradicionales con un contenido en azúcar más bajo. Así que te animamos a que busques alternativas con un poco menos de azúcar.

Asi que, elegid bien, teniendo en cuanta  los ingredientes y macronutrientes, sin fijarnos tanto en las calorías. Eso sí, sin olvidaros de disfrutar!