Asesoramiento nutricional y dietas
Teléfono
617 53 28 30 · / · 622 676 438
Imágenes de hojas de colores rojizos en el suelo

Alimentos de Otoño

Con la llegada del otoño, aparecen una serie de alimentos que tienen carácter estacional y que, aunque algunos de ellos los podamos conseguir casi todo el año, es en esta época cuando los podemos conseguir más frescos y beneficiarnos de sus propiedades.

leer más…

Imagen en color de dos tallos de brócoli con una hoja grande verde, en un fondo blanco

El brócoli, un “super” alimento

 

En esta ocasión me gustaría hablaros de un alimento que me encanta, el brócoli. El brócoli es un alimento de gran riqueza en nutrientes:

Tiene propiedades anticancerígenas, potenciadas por su alto contenido en vitaminas, aminoácidos y minerales. Nos ayuda a detoxificar el organismo por su contenido en antioxidantes.

leer más…

Imagen de la corteza de un pan rústico

El pan

El pan pertenece, por su sencillez, por su precio y por su composición, a ese grupo de alimentos que constituyen la base de la alimentación. Es un alimento rico sobre todo en hidratos de carbono complejos, apenas tiene grasa y es una buena fuente de vitaminas del grupo B y minerales. Es necesario no obstante, aclarar algunos aspectos sobre su idoneidad como alimento.

“El pan es un buen alimento”.

Sí y no. El pan es un buen alimento, sí; claro que me refiero al buen pan. Por desgracia, hoy en día, solemos encontrarnos con sucedáneos de pan: panes sin sabor, con texturas elásticas, con conservantes, grasas saturadas, azúcares de más y harinas de mala calidad, panes integrales que realmente resultan ser harinas refinadas con un poco de salvado. El buen pan sí es un buen alimento. En general, te recomiendo tomar panes elaborados con harinas integrales de centeno, de  espelta, trigo, trigo sarraceno… O incluso, ¿por qué no? ¿Te animas a hacerlo?

Hace unos meses, me regalaron un libro de recetas para hacer pan, “Pan casero” de Ibán Yarza. Y probé. Ahora tomo pan de buena calidad, lo hago a mi gusto y estoy encantada. Atrévete e intenta hacer alguno, son muy sencillos y el resultado te sorprenderá. Si quieres echar un vistazo a las recetas visita la web: www.tequedasacenar.com o aquí tienes la referencia del libro “Pan casero” de Ibán Yarza, Larousse. Tanto desde el punto de vista del sabor como del dietético, te recomiendo algunas recetas: la del pan 100% de centeno “automático”, el pan sencillo sin amasado, el pan de soda,…

“El pan no engorda”.

Sí y no. No engorda si lo consumimos con moderación. Actualmente se abusa  de los alimentos con alto contenido en hidratos de carbono. Se puede tomar pan pero no en todas las comidas ni a todas horas. La recomendación que te hago es que si lo tomas, lo hagas en las primeras horas del día: desayuno o comida, y evítalo en la tarde o en la noche, cuando la energía que nos aporta la gastaremos con dificultad…y por supuesto, no lo untes de mermeladas, mantequillas, cremas chocolateadas, etc. Si lo tomas que sea con una fuente de grasa cardiosaludable, como el aceite de oliva o proteínas como el jamón, queso fresco, etc.

“Es necesario comer pan”.

Sí y no. Existen otros alimentos de los que podemos obtener hidratos de carbono, como las legumbres y los tubérculos, y otros cereales como el arroz. Recuerda que su consumo siempre debe ir relacionado con la actividad física. Así que si llevas una vida sedentaria, no te excedas.

“El pan integral engorda menos que el pan blanco”.

Aquí la respuesta es que ambos engordan lo mismo. No obstante, el pan realizado con harina integral resultará siempre una mejor opción puesto que nos aporta más fibra, vitaminas y minerales, lo que lo hace desde el punto de vista nutritivo, mejor alimento que el pan obtenido de harina refinada.

Así que ya sabes, si tienes oportunidad, toma pan integral de buena calidad, siempre a primeras horas del día, y si te animas….¡¡Prepáralo tú mismo!!

Imagen en color de un trozo de pastel con cobertura azucarada

El Azúcar

El azúcar se consume en abundancia en nuestros días: el café con leche y la tostada con mermelada del desayuno; el zumo y el bollo de media mañana, …y así una larga lista de alimentos cotidianos de nuestra dieta, yogur, bebidas chocolateadas, refrescos,… incluso se encuentra oculto en muchos alimentos como la mahonesa, kétchup, fiambres y embutidos, cereales de desayuno, etc.

leer más…

Imagen a color que muestra fresas, guindas, melocotones y naranja para elaborar zumos y licuados

Zumos y Licuados

Personalmente los zumos y licuados me encantan, pero claro… ¿y el azúcar?. Casi todos los alimentos lo contienen y si no lo llevan, lo añadimos: el café del desayuno, la mermelada de la tostada, el bollo o el yogur de la media mañana, y así un largo etc.

Salvo las hortalizas que tomamos en las ensaladas, casi todos los vegetales los ingerimos cocinados, perdiendo la mayor parte de sus propiedades. ¿Cómo obtener, entonces, una buena dosis de vitaminas, sin abusar del azúcar?.

Una solución sencilla consiste en mezclar verduras y hortalizas con la fruta, y tomarlas en zumo o licuadas. El pimiento, por ejemplo, tiene muchísima vitamina C, al igual que el perejil y el tomate, así que podríamos mezclar tomate con naranja y obtener los beneficios de las vitaminas sin abusar de lo dulce.

Últimamente, además, los licuados están muy de moda entre las estrellas de cine y las famosas. No obstante, no te voy a proponer que los uses como sustitutivos de la comida, sino como complemento a ella. Lo notarás en la piel y en la energía que te proporcionarán.

¿Quieres saber cuáles son mis favoritos?

[list type=”4″]

  • Licuado 1: Dos zanahorias pequeñas, una ramita de apio, una manzana, una naranja.
  • Licuado 2: ½ remolacha cruda, dos zanahorias pequeñas, una manzana.
  • Licuado 3: (o zumo): Un tomate, una naranja, una manzana.
  • Licuado 4: (o zumo): Dos rodajas de melón, una manzana, una ramita de apio.

[/list]

 

A todos mis licuados les pongo jengibre, una raíz de origen chino. Es un antiinflamatorio natural, mejora la digestión, acelera el metabolismo, etc. Además de por sus propiedades, me encanta ese inesperado matiz picante que le da al zumo (ojo con las cantidades, con una rodajita de un centímetro de grosor es suficiente). Pruébalo, aunque no tienes por qué ponerlo si no te gusta. Otra hortaliza que suelo añadir es el apio. Me resulta sorprendente su sabor en combinación con la fruta y además facilita la digestión, calma los nervios, tiene efecto saciante y favorece la eliminación de líquidos. ¿Y qué decir de las zanahorias? Son ricas en fibra, minerales, antioxidantes naturales y es una gran aliada de la vista. Generalmente suelo poner con moderación las que tienen mayor contenido en azúcares como la remolacha, aunque no puedo renunciar a introducirlas puesto que son ricas en flavonoides, carotenoides, folatos, etc.

Solo un par de recomendaciones antes de que te lances a experimentar con las mezclas:

[list type=”4″]

  • Lava bien frutas, hortalizas y verduras.
  • No pongas más de dos piezas de fruta por licuado, y no tomes más de tres piezas de fruta al día.
  • Ojo con las cantidades, con tomar un vasito de zumo o licuado es más que suficiente.
  • Toma zumos variados, no hagas siempre el mismo, por mucho que te guste, será más divertido.

[/list]

 

¡¡Prúebalos, no podrás vivir sin ellos!!

Imagen a color que muestra magdalenas producidas industrialmente

Grasas Trans

 

Las grasas trans son un tipo de ácidos grasos instaurado, que se han sometido artificialmente a hidrogenación, y que se encuentran en baja concentración en la leche y en la grasa corporal de los rumiantes, de forma natural. Básicamente las grasas trans se generan en un proceso que consiste en transformar la grasa líquida en grasa sólida, para mejorar la perdurabilidad, sabor y textura de los productos elaborados en la industria alimentaria. El inconveniente es que este tipo de grasas de grasas elevan los niveles de colesterol (LDL) y triglicéridos.

Así que… reduce de tu alimentación productos horneados, bollería industrial, fritos y margarinas. Mira las etiquetas y evita los alimentos que contienen “aceites vegetales parcialmente hidrogenados”, no sólo engordan, perjudican tu salud.