Asesoramiento nutricional y dietas
Teléfono
617 53 28 30 · / · 622 676 438
Imagen a color que muestra fresas, guindas, melocotones y naranja para elaborar zumos y licuados

Zumos y Licuados

Compartir

Personalmente los zumos y licuados me encantan, pero claro… ¿y el azúcar?. Casi todos los alimentos lo contienen y si no lo llevan, lo añadimos: el café del desayuno, la mermelada de la tostada, el bollo o el yogur de la media mañana, y así un largo etc.

Salvo las hortalizas que tomamos en las ensaladas, casi todos los vegetales los ingerimos cocinados, perdiendo la mayor parte de sus propiedades. ¿Cómo obtener, entonces, una buena dosis de vitaminas, sin abusar del azúcar?.

Una solución sencilla consiste en mezclar verduras y hortalizas con la fruta, y tomarlas en zumo o licuadas. El pimiento, por ejemplo, tiene muchísima vitamina C, al igual que el perejil y el tomate, así que podríamos mezclar tomate con naranja y obtener los beneficios de las vitaminas sin abusar de lo dulce.

Últimamente, además, los licuados están muy de moda entre las estrellas de cine y las famosas. No obstante, no te voy a proponer que los uses como sustitutivos de la comida, sino como complemento a ella. Lo notarás en la piel y en la energía que te proporcionarán.

¿Quieres saber cuáles son mis favoritos?

[list type=”4″]

  • Licuado 1: Dos zanahorias pequeñas, una ramita de apio, una manzana, una naranja.
  • Licuado 2: ½ remolacha cruda, dos zanahorias pequeñas, una manzana.
  • Licuado 3: (o zumo): Un tomate, una naranja, una manzana.
  • Licuado 4: (o zumo): Dos rodajas de melón, una manzana, una ramita de apio.

[/list]

 

A todos mis licuados les pongo jengibre, una raíz de origen chino. Es un antiinflamatorio natural, mejora la digestión, acelera el metabolismo, etc. Además de por sus propiedades, me encanta ese inesperado matiz picante que le da al zumo (ojo con las cantidades, con una rodajita de un centímetro de grosor es suficiente). Pruébalo, aunque no tienes por qué ponerlo si no te gusta. Otra hortaliza que suelo añadir es el apio. Me resulta sorprendente su sabor en combinación con la fruta y además facilita la digestión, calma los nervios, tiene efecto saciante y favorece la eliminación de líquidos. ¿Y qué decir de las zanahorias? Son ricas en fibra, minerales, antioxidantes naturales y es una gran aliada de la vista. Generalmente suelo poner con moderación las que tienen mayor contenido en azúcares como la remolacha, aunque no puedo renunciar a introducirlas puesto que son ricas en flavonoides, carotenoides, folatos, etc.

Solo un par de recomendaciones antes de que te lances a experimentar con las mezclas:

[list type=”4″]

  • Lava bien frutas, hortalizas y verduras.
  • No pongas más de dos piezas de fruta por licuado, y no tomes más de tres piezas de fruta al día.
  • Ojo con las cantidades, con tomar un vasito de zumo o licuado es más que suficiente.
  • Toma zumos variados, no hagas siempre el mismo, por mucho que te guste, será más divertido.

[/list]

 

¡¡Prúebalos, no podrás vivir sin ellos!!

Deja una respuesta