Asesoramiento nutricional y dietas
Teléfono
617 53 28 30 · / · 622 676 438

Come sano, ¡come mejor!

Compartir

Es muy importante tener las ideas claras.  Muchas veces nos ponemos a dieta y comenzamos a disminuir la cantidad de alimentos, sin pararnos a pensar si lo que estamos ingiriendo en saludable o no.

Pasamos hambre y poco tiempo después optamos por dejar de cuidarnos. Y es que no se trata de comer menos, sino de comer mejor.

Si eliges bien tus alimentos, serás capaz de mantener una alimentación saludable y equilibrada.

¿Quieres saber cómo? Tan solo tienes que responder a estas preguntas:

  • ¿Bebes suficiente agua? Mantente hidratado. A veces confundimos las necesidades y comemos cuando realmente nuestro cuerpo está deshidratado y nos pide ingesta de agua. Así que toma agua e intenta mantenerte hidratado sobre todo, si además haces ejercicio.

  • ¿Organizas tus comidas? Si cuando llegas a casa tienes que ponerte a pensar qué vas a preparar de comer, lo más probable es que termines saltándote la dieta. Sin embargo, si tienes claro qué es lo que vas a comer, dejarás poco espacio a la improvisación y será más fácil no salirte de tu plan de alimentación.

     

  • ¿Ingieres proteínas de origen animal y  proteínas de origen vegetal? Intenta que la ingesta sea de un 50% de proteínas de origen vegetal (frutos secos, setas, soja, legumbre) y de origen animal (carne, pescado, marisco, huevos, lácteos y derivados).

     

  • ¿Tomas suficiente fruta y verdura? Lo ideal sería tomar cinco raciones de fruta y verdura diariamente. Puedes tomarlas en ensalada o como acompañamiento.

     

  • ¿Eliges los hidratos de carbono adecuados?. Los más recomendables son los hidratos de carbono complejos de naturaleza integral, como arroz integral, pan integral, pasta integral, legumbre o tubérculos.

     

  • ¿Tomas bollería industrial? ¡Evita los azúcares simples como la bollería industrial y los refrescos! Con este simple gesto, ya habrás conseguido mejorar mucho tu calidad de vida.

     

  • ¿Eliges comida de verdad o compras comida precocinada? Si evitas procesados, platos precocinados y comida rápida, y optas por comida real, estarás dando un gran paso hacia una alimentación saludable.

     

  • ¿Duermes lo suficiente? Es muy importante el descanso. Duerme bien, o al menos intenta dormir por la noche las máximas horas posibles. Si además practicas deporta, piensa que necesitarás un poco de tiempo extra de descanso para poderte recuperar bien.

     

  • ¿Tiendes a saltarte la dieta con frecuencia? “Un día es un día”, sí, pero no todos los días, así que ojo a los caprichos, a veces, nos los damos demasiado a menudo y terminamos arruinando el trabajo de toda la semana.

Tus respuestas a estas preguntas te ayudarán a saber si tienes buenos hábitos de alimentación. Te animo a que si no es así, empieces a cambiarlos, sólo tienes que decidirte y comenzar… Y si necesitas ayuda, ¡estaré  encantada de ayudarte!

MARÍA VEGA